Eunice, estreno absoluto. Guía de trabajo para los intérpretes de los roles solísticos.

La producción artística de un estreno absoluto tiene varios aspectos que son particularmente importantes para nuestro país.

No voy a tratar aquí los de orden obvio, es decir los de carácter histórico. Quiero referirme a aquellos que están directamente relacionados con el trabajo de los artistas involucrados y con los procesos que éstos deben llevar a cabo para la materialización del estreno.

En un medio sin tradición operística, con la tendencia a utilizar la ópera como un objeto de prestigio y de poder, pero sin conocerla, estudiarla, y respetarla profundamente, la puesta en escena de obras -que incluye como algunos de sus aspectos centrales a la creación escénica de los personajes y a la composición visual-, puede fácilmente convertirse en el espacio para mal ejecutadas copias de puestas en escena ya existentes, generalmente hechas en los centros operísticos de mayor visibilidad mundial y accesibles hoy en día con un clic en cualquier smartphone. La pobreza y la deshonestidad intelectual de esta actitud pueden terminar dando como resultado penosas y domésticas variantes ecuatorianas de montajes hechos generalmente con otras tradiciones, infraestructuras y recursos. Estos montajes no aportan a la construcción de un imaginario operístico propio sólido, ni a la profesionalización de los cantantes y otros artistas de la ópera, y culminan siendo solamente muestras de nuestro coloniaje espiritual y cultural, de nuestra provincialidad, y de nuestra incapacidad para hacer frente a obras de raigambre clásica y universal desde nuestro propio sitio en el mundo y en el tiempo.

 

Hacemos ópera desde un lugar diferente, desde Latinoamérica, desde imaginarios diferentes, desde una historia particular, desde visiones distintas, desde infraestructuras de otro tipo, desde presupuestos con otras características y solamente la calidad y la inversión de una imaginación nuestra y propia, la que tenemos en el aquí y ahora, para resolver profesionalmente los problemas estéticos, intelectuales, logísticos y de producción de una obra, serán las que hagan que los emprendimientos tengan algún valor que vaya más allá del fogonazo del aplauso al cierre del telón de una producción. La ópera es un arte delicado que fácilmente se presta para "populismos" de todo tipo, si no se hace con profunda convicción, honestidad y sensibilidad artísticas en todos los campos que la configuran. 

En un estreno absoluto de una obra ecuatoriana se pone a prueba esa capacidad real de construir en Ecuador ópera con un valor específico auténtico y no solamente calcos, a veces empobrecidos, de otras imaginaciones. Está en juego la real capacidad de todos los involucrados para crear ópera profesionalmente, sin tener que servirse de aquello que han creado otros con sus propias ideas. Para ello es necesario que todos hagamos un estudio detallado de varios materiales adicionales a la partitura, para poder dilucidar con mucho cuidado y sensibilidad el por qué de cada palabra, de cada nota, de cada acción de los personajes. En tal sentido, se requiere que los intérpretes hagan una búsqueda intensa de referentes literarios, pictóricos, poéticos, históricos, etc., para que estén en capacidad de desarrollar imaginaciones propias sobre esas preguntas y de aportar en los ensayos con propuestas claras, profesionales, meditadas y preparadas de actitudes, intenciones, corporalidades, gestualidades, -en fin, de acciones-, para sus personajes, los cuales no se crean solamente desde la imaginación de un director.

Para impulsar esa búsqueda, solicito que se proceda al estudio de los siguientes materiales:

1. Libreto y argumento completos. Lectura, revisión propia del vocabulario especial y análisis de los lugares, momentos del día, atmósferas, circunstancias, en las que ocurre la acción completa de la obra y, específicamente, la acción de las escenas en las que cada personaje tiene participaciones. Todos deben tener un conocimiento cabal de todo el argumento de la ópera, así como desarrollar conciencia plena de la función que cumple su personaje en esa historia, ¿qué representa ese personaje, por qué es indispensable que esté allí, por qué actúa como actúa?.

Enlace al libreto/argumento

2. Fuente literaria principal. Lectura de los fragmentos marcados de la novela "Quo Vadis" de Henryk Sienkiewicz, Premio Nobel de Literatura 1905. Luis Humberto Salgado crea un libreto propio utilizando personajes y situaciones del "Quo Vadis", pero haciendo cambios radicales que dan lugar a un argumento nuevo y a una estructuración distinta del carácter protagónico de ciertos personajes. Proceder a una lectura completa de los fragmentos enviados y a un análisis comparativo con el libreto de Salgado. En ese contexto. hacer una selección sistemática, es decir, una lista consciente y pensada de las características (físicas, psicológicas, espirituales) útiles del personaje expuesto en la novela, así como, en el caso de personajes que han cambiado de la novela al libreto, pensar en las diferencias determinadas por Salgado y qué función cumple la transformación propuesta por nuestro compositor. En el caso de personajes inventados por Salgado o que no están expuestos con detalle en la obra de Sienkiewicz, ayudarse con las descripciones que se hacen en la novela acerca de la época, las atmósferas, la idiosincrasia popular, la religiosidad, el momento político, los valores, etc. para imaginar su propio personaje y, asimismo, tener un criterio acerca de por qué Salgado los transforma o crea de la manera que lo hace para su ópera.

Enlace a los fragmentos de la novela

3. Poner las informaciones obtenidas del libreto y de la novela en relación con la específica construcción vocal que hace Salgado para cada personaje. Tratar de descubrir cómo y por qué Salgado "escucha" cantar a cada personaje de esa forma específica en su imaginación, para luego plasmarlo de esa forma en su partitura.

4. Revisar referentes visuales históricos tanto fotográficos como videográficos acerca del tipo de personajes presentes en la obra y de la Roma imperial.  No interesan aquí principalmente las películas de ficción con argumentos de la época, sino más bien las películas documentales. Cabe decir que, si bien, tanto la novela como el libreto utilizan algunos personajes históricos (Nerón, Popea, Petronio, Tigelino), no presentan reconstrucciones históricas sino argumentos ficticios. En tal sentido, debemos imaginar todos los personajes como abiertos a nuestra propia imaginación, algunos elementos podrán ser históricos, pero otros no, deben ser inventados con inteligencia y sensibilidad. Esto será visible también en la escenografía y en los vestuarios del montaje, en los cuales aparecen referencias a la época, pero mezcladas con elementos contemporáneos. El propósito del espectáculo operístico "Eunice" no es contar una historia arqueológica o académica sobre la época imperial romana, sino contar un argumento en el cual se develan simbólicamente valores y procesos humanos que tienen una significación incluso el día de hoy, como son: la valentía, el sacrificio por el prójimo, la necesidad de la rebeldía y la resistencia frente a la decadencia humana y política, etc., y, además, -y esto es especialmente importante-, contárselo a un público de hoy, el nuestro.

Los siguientes documentales revisan y ponen en duda la imagen estereotipada de la época de Nerón, que es interesante conocer como trasfondo histórico. Aparte de ello revisar materiales históricos de diverso tipo sobre la Roma del primer siglo de nuestra era.

Enlace al video documental 1

Enlace al video documental 2

 

©interart-e-scenica

Sígueme en YouTube

 

 

 

 

 

 

Sígueme en Facebook

 

Portada de la partitura piano-voz de la ópera "Eunice" de Luis Humberto Salgado.

Archivo Histórico del Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador.