Clases magistrales

Universidad Provincial de Córdoba

Facultad de Arte y Diseño

Conservatorio Superior de Música

"Félix T. Garzón"

Con Javier Andrade Córdova

PIanista repetidora: Gabriela Fernámdez

 

La creación del personaje operístico como construcción interdisciplinaria

La puesta en escena de una ópera se configura a partir de un concepto de dirección, este concepto implica, a su vez, una definición de las características de los diversos personajes de una obra, que se desarrolla en base a un diálogo creativo del director con los intérpretes. Consecuentemente, los cantantes-actores de la ópera deben estar preparados técnicamente no solo desde el punto de vista musical, sino también desde el escénico, para ese diálogo, que implica ejecutar las indicaciones del director de escena, así como, tener la capacidad para hacer propuestas propias, que sean coherentes y relevantes desde una perspectiva artística.  El personaje operístico es finalmente, por lo tanto, una creación en la participan dos agentes como coautores.

En este contexto, el cantante-actor requiere de conocimientos avanzados acerca de los procedimientos de creación de personajes, a partir de aproximaciones que incluyen aspectos físicos y psicológicos, y desde las particularidades que están presentes en las formas de teatro musicalizado, en especial aquellas que provienen de la interacción entre los niveles musical, lingüistico y teatral de las obras.

El viejo concepto de que la formación del cantante operístico es: formación vocal más (un poco de) "movimiento escénico", está desde hace mucho tiempo totalmente superado. La ópera no es "música más teatro", es mucho más que eso, en la ópera uno más uno es más que dos. La ópera es un opera-ción de interacción, resonancia, contradicción, multiplicación, transversalización, etc. entre materiales sonoros, linguisticos, dramatúrgicos (acción), visuales, etc. Parte fundamental de esa operación ocurre o se origina en el cuerpo (voz, gesto, corporalidad) del cantante-actor que debe estar listo integralmente para sostenerla, proyectarla y potenciarla.